Convocatoria cursos virtuales IPADEJ 2018


 

Puede bajar la información en formato PDF - Presiona clic aquí para descargar

3ra Convocatoria cursos virtuales IPADEJ 2018



Estimados/as amigos/as, saludos.

Compartimos con ustedes la información sobre nuestra siguiente convocatoria de los Cursos Virtuales IPADEJ 2018. Tenemos para ofrecerte un PROGRAMA DE FORMACIÓN VIRTUAL para el trabajo con las juventudes.

La modalidad virtual ofrece una serie de ventajas en la formación, entre ellas:

A.    El tiempo de dedicación es flexible, dado que es posible hacerla en el tiempo disponible por sus tiempos disponibles.
B.    Posibilita la participación de estudiantes de diversas partes de América Latina y el mundo.
C.   Ofrece las ventajas de uso de diversos medios virtuales: foros, chats, videos, materiales educativos electrónicos e interactúa con las redes sociales.

OFERTA


·         Pronto pago. Inscripciones hasta el 23 de este mes al 50% - (vale en la medida que es para un solo curso.)
·         Ayúdanos a difundir este evento y tendrás acceso a descuentos especiales.
·         Accede a nuestro programa de becas.

PROGRAMA DE BECAS


Nuestra institución cuenta con un Programa de Becas para favorecer la participación de quienes más lo necesitan y que por limitaciones de recursos no pueden acceder a nuestros cursos y talleres.

Para acceder este programa debes cumplir con los siguientes criterios:

1)    Garantizar la limitación de recursos y necesidad de la capacitación
2)    Desarrollar actividades ligadas a la formación que busca recibir
3)    Comprometerse a transferir los conocimientos adquiridos en beneficio de tu institución.
4)    Difundir entre tus contactos la información de nuestra institución

Si cuentas con algunos de estos criterios llena el siguiente formulario: Hacer clic aquí

CURSOS:

1. ¿Cómo animar el grupo juvenil?
2. Acompañamiento personal a los jóvenes
3. Acompañando el proyecto de vida de los jóvenes
4. Animar las comunidades rurales
5. Biblia en clave juvenil
6. Community Manager en la pastoral
7. Creando un Web Eclesial
8. Empoderamiento juvenil y tecnología
9. Evangelizar la Escuela
10. Francisco y los jóvenes. Perspectiva para una PJ Revitalizada
11. La convivencia en el aula
12. Líderes escolares
13. Metodologías para la formación juvenil
14. Para comprender las nuevas culturas juveniles
15. Pastoral con adolescentes
16. Pastoral Juvenil en Clave Vocacional 
17. Pastoral Juvenil. Orientaciones para nuevos tiempos
18. Pedagogía para Educadores y catequistas de jóvenes
19. Pedagogía para la pastoral con niños
20. Recursos para educadores
21. Seguridad en mi entorno virtual
22. Técnicas y estrategias de animación comunitaria
23. Tics en el aula

NUESTRA AULA:



INSCRÍBETE AQUÍ:



DURACIÓN:


La duración de cada curso es de 06 semanas

FECHA DE INICIO:


1 DE OCTUBRE DE 2018 Y MENSUALMENTE

PAGO:


Pagos dentro de Perú: Pago por cada curso S/.100
La cuenta es del Banco BCP 19322056124012 CIC 00219312205612401211
Pagos del extranjero: Pago por cada curso US$ 35 - Se pueden hacer por cualquiera de estas dos vías: Western Union - A nombre de Jorge Ramírez Chávez - DNI 09367463 - Paypal - institutoipadej@gmail.com
Importante: Una vez enviado el formulario de inscripción, debes hacer el abono correspondiente.
Pago por cada curso. Luego del depósito por transferencia, escanea el voucher y envíalo a nuestro E-mail: institutoipadej@gmail.com - El voucher o comprobante del depósito, escaneado o fotografiado debe estar nítido. También, puedes usar una foto y enviarla por Whatsapp. Rogamos hacer transferencia por agentes, no hacer depósito por cajero en el banco, pues este nos cobrará 7 Soles de cargo.

CERTIFICACIÓN:


La certificación es a nombre del IPADEJ y la Red Latinoamericana de Centros e Institutos de Pastoral juvenil.



MAYOR INFORMACIÓN:


Whatsapp: 936308190 - 982290938 | Celular: 949997837 | E-mail: institutoipadej@gmail.com
Web: www.ipadej.org | Facebook: ipadej | Twitter: ipadej




Anímense y participen con nosotros!
 Ayúdanos a difundir este aviso, gracias!

MENSAJE A LOS JOVENES DEL PERÚ




ÁNGELUS


Plaza de Armas, Lima
Domingo 21 de enero de 2018

Queridos jóvenes:
Me alegra poder reunirme con ustedes. Estos encuentros para mí son muy importantes y más en este año en el cual nos preparamos para el Sínodo sobre los jóvenes. Sus rostros, sus búsquedas, sus vidas, son importantes para la Iglesia y debemos darle la importancia que se merecen y tener la valentía que tuvieron muchos jóvenes de esta tierra que no se asustaron de amar y jugar su vida por Jesús.
¡Queridos amigos, cuántos ejemplos tienen ustedes! Pienso en san Martín de Porres. Nada le impidió a ese joven cumplir sus sueños, nada le impidió gastar su vida por los demás, nada le impidió amar y lo hizo porque había experimentado que el Señor lo había amado primero.
Así como era: mulato, y teniendo que enfrentar muchas privaciones. A los ojos humanos, o de sus amigos, parecía que tenía todo para «perder» pero él supo hacer algo que sería el secreto de su vida: confiar. Confiar en el Señor que lo amaba, ¿Y saben por qué? Porque el Señor había confiado primero en él; como confía en cada uno de ustedes y no se cansará nunca de confiar. A cada uno de nosotros el Señor nos confía algo, y la respuesta es confiar en Él. Cada uno de ustedes piense ahora en su corazón: qué me confió el Señor? ¿Qué me confió el Señor? Cada uno piense… ¿Qué tengo en mi corazón que me confió el Señor?


Me podrán decir: pero hay veces que se vuelve muy difícil. Los entiendo. En esos momentos pueden venir pensamientos negativos, sentir que hay muchas situaciones que se nos vienen encima y pareciera que nos vamos quedando «fuera del mundial»; pareciera que nos van ganando. Pero no es así, aun en los momentos en que ya se nos viene la descalificación seguir confiando.
Hay momentos donde pueden sentir que se quedan sin poder realizar el deseo de sus vidas, de sus sueños. Todos pasamos por situaciones así. En esos momentos donde parece que se apaga la fe no se olviden que Jesús está a su lado. ¡No se den por vencidos, no pierdan la esperanza! No se olviden de los santos que desde el cielo nos acompañan; acudan a ellos, recen y no se cansen de pedir su intercesión. Esos santos de ayer pero también de hoy: esta tierra tiene muchos, porque es una tierra «ensantada». Perú es una tierra “ensantada”. Busquen la ayuda y el consejo de personas que ustedes saben que son buenas para aconsejar porque sus rostros muestran alegría y paz. Déjense acompañar por ellas y así andar el camino de la vida.
Pero hay algo más: Jesús quiere verlos en movimiento. A vos te quiere ver llevar adelante tus ideales, y que te animes a seguir sus instrucciones. Él los llevará por el camino de las bienaventuranzas, un camino nada fácil pero apasionante, es un camino que no se puede recorrer sólo, hay que recorrerlo en equipo, donde cada uno puede colaborar con lo mejor de sí. Jesús cuenta contigo como lo hizo hace mucho tiempo con santa Rosa de Lima, santo Toribio, san Juan Macías, san Francisco Solano y tantos otros. Y hoy te pregunta a vos si, al igual que ellos: ¿estás dispuesto, estás dispuesta a seguirlo?
Respuesta: “Si”
¿Hoy, mañana, vas a estar dispuesto o dispuesta a seguirlo?
Respuesta: “Si”
¿Y dentro de una semana?
Respuesta: “También”
No estés tan seguro, no estés tan segura. Mirá, si querés estar dispuesto a seguirlo, pedile a Él que te prepare el corazón para estar dispuesto a seguirlo, ¿está claro?
Queridos amigos, el Señor los mira con esperanza, nunca se desanima de nosotros. A veces a nosotros nos pasa que nos desanimamos de un amigo, de una amiga porque nos parecía bueno y después vimos que no era tanto, y bueno, nos desanimamos y lo dejamos de lado. Jesús nunca se desanima, nunca. “Padre, pero si usted supiera las cosas que yo hago…, yo digo una cosa pero hago otra, mi vida no es del todo limpia…”. Así y todo Jesús no se desanima de vos.
Y ahora, hagamos un poco de silencio. Cada uno mire en su corazón cómo es la propia vida, la mira en el corazón y vas a encontrar que por momentos hay cosas buenas, que por momentos hay cosas que no son tan buenas, y así y todo, Jesús no se desanima de vos. Y desde tu corazón decile: “Gracias, Jesús, gracias porque viniste para acompañarme aun cuando estaba en las malas, gracias Jesús”. Se lo decimos todos: “Gracias, Jesús “Gracias, Jesús”
Repiten: “Gracias, Jesús “Gracias, Jesús”
Es muy lindo ver las fotos arregladas digitalmente, pero eso sólo sirve para las fotos, no podemos hacerle «photoshop» a los demás, a la realidad, ni a nosotros. Los filtros de colores y la alta definición sólo andan bien en los videos, pero nunca podemos aplicárselos a los amigos.
Hay fotos que son muy lindas, pero están todas trucadas, y déjenme decirles que el corazón no se puede «photoshopear», porque ahí es donde se juega el amor verdadero, ahí se juega la felicidad y ahí mostrás lo que sos: ¿cómo es tu corazón?.
Jesús no quiere que te «maquillen» el corazón; Él te ama así como eres y tiene un sueño para realizar con cada uno de ustedes. No se olviden: Él no se desanima de nosotros. Y si ustedes se desaniman los invito a agarrar la Biblia y acordarse y leer ahí los amigos que Jesús eligió, que Dios eligió:
Moisés era tartamudo; Abrahán, un anciano; Jeremías, era muy joven; Zaqueo, un petizo; los discípulos, cuando Jesús les decía que tenían que rezar, se dormían; la Magdalena, una pecadora pública; Pablo, un perseguidor de cristianos; y Pedro, lo negó, después lo hizo Papa, pero lo negó… y así podríamos seguir esa lista. Jesús te quiere como sos, así como quiso como eran a estos sus amigos, con sus defectos, con ganas de corregirse, pero así como sos, así te ama el Señor. No te maquilles, no te maquilles el corazón, pero mostrarte delante de Jesús como sos para que Él te pueda ayudar a progresar en la vida.
Cuando Jesús nos mira, no piensa en lo perfecto somos, sino en todo el amor que tenemos en el corazón para brindar y para seguirlo a Él. Para Él eso es lo importante, eso lo más grande, ¿cuánto amor tengo yo en mi corazón? Y esa pregunta quiero que la hagamos también a nuestra Madre: “Madre, querida Virgen María, mirá el amor que tengo en el corazón, ¿es poco?, ¿es mucho?, no sé si es amor”.
Y tengan por seguro que Ella los acompañará en todos los momentos de su vida, en todas las encrucijadas de sus caminos, especialmente cuando tengan que tomar decisiones importantes. ¡No se desanimen, no se desanimen, vayan adelante, todos juntos! ¡Porque la vida vale la pena vivirla con la frente alta! Que Dios los bendiga.

Papa Francisco


Gracias a nuestros Amigos!