Reseña Histórica


El IPADEJ es creado el 6 de setiembre de 1993 como una asociación sin fines de lucro, conformada por laicos, comprometidos en el trabajo juvenil en el país. Lleva en la actualidad 22 años de vida institucional orientados a contribuir con el fortalecimiento de una Iglesia Joven en nuestro país, desde los marcos del Proyecto de Pastoral Juvenil Latinoamericano.

Durante todo este tiempo hemos buscado acompañar procesos educativos en la pastoral juvenil peruana. Nuestra labor estuvo orientada a capacitar a los agentes pastorales encargados de la juventud: asesores, animadores y coordinadores, delegados y líderes, así como educadores y promotores juveniles.

Empezamos con algunas experiencias muy concretas y luego el trabajo fue extendido a diversas jurisdicciones de nuestro país. A la fecha hemos estado en el 80% de las 45 jurisdicciones eclesiásticas de nuestra Iglesia peruana. Atendido a una gran cantidad de movimientos apostólicos e instituciones de carácter religioso, como del ámbito gubernamental.

Iniciamos el año 1998 el I Curso Nacional de Asesores, en coordinación con la Comisión Episcopal de Juventud. Procuramos contar con al experiencia de expertos latinoamericanos en cada una de las versiones anuales de estos cursos. Así han pasado expertos como Jorge Boran, del Centro de Capacitación del Brasil (CCJ), Cesar Gonzáles de Instituto Superior de Pastoral de Juventud (ISPAJ) de Chile, Teresa Lazagorta del (SERAJ) de México.

El trabajo se ha extendido a algunos países de América Latina como podrá ver en el recuento de las principales acciones tenidas durante todos estos años.

Hemos mantenido una permanente escucha a las necesidades de los agentes pastorales y mirada a las diversas realidades que pasa en la iglesia en su conjunto. Así en la medida que la realidad es diversa, consideramos que las respuestas y propuesta pastorales deben ser también diversas. Por ello, nuestras propuestas se van diferenciando cada vez.

Una preocupación por atender a la realidad juvenil que se ha extendido hacia abajo y hacia arriba. Hacia abajo para responder al mundo adolescente y hacia arriba al mundo de los jóvenes adultos. De igual forma la pastoral juvenil de los medios específicos. Veamos a este respecto.

" En la Pastoral Juvenil ordinaria, hemos procurado extender la mirada, hacia el mundo adolescente, muy presente en las realidades pastorales, así como el mundo de los jóvenes adultos, que representan una exigencia a los proceso de desembocadura de la pastoral juvenil.

" En la Pastorales Juveniles Específicas, hemos procurado abrir líneas de reflexión, como de propuesta en algunas pastorales especificas:


  • Pastoral juvenil rural 
  • Pastoral Juvenil Estudiantil y/o Pastoral Educativa 
  • Pastoral con Jóvenes en Riesgo social 



Gracias a nuestros Amigos!